Media: 5 (1 votos)
Este artículo sólo existe en formato electrónico

Leído. Libros, revistas e Internet

Midazolam para tratar la convulsión febril en Atención Primaria

Referencia para citar este artículo:

Midazolam para tratar la convulsión febril en Atención Primaria. Rev Pediatr Aten Primaria. 2016; Vol. 18. N.º 72. Diciembre 2016.

Publicado en Internet: 10/10/2016


Texto breve que trata de responder, a la luz de la evidencia, a la pregunta de qué alternativas hay a los fármacos por vía intravenosa para controlar las crisis infantiles fuera del hospital.

El fármaco de elección ha sido hasta ahora el diazepam por vía intravenosa. También la vía rectal, pero esta tiene el inconveniente de la absorción variable e impredecible y de su metabolismo hepático cuando se usa esta vía. La vía bucal puede causar tos, náuseas o aspiración y la vía sublingual es difícil es estas condiciones. La vía intranasal puede ser la vía alternativa a la parenteral, ya que el paso a la circulación sistémica es rápido a través de la mucosa nasal.

El midazolam es hidrosoluble, actúa de forma rápida y el efecto es de corta duración. Se ha usado por todas las vías, incluida la nasal y esta parece ser segura; el único efecto secundario relevante es la irritación nasal y el sabor amargo.

Los estudios sobre la efectividad de midazolam intranasal en el tratamiento de las convulsiones muestran que:

  • Comparado con diazepam intravenoso, este es más rápido en actuar, pero como la vía nasal es más rápida de usar que la intravenosa, la ventaja del diazepam se diluye.
  • Comparado con el diazepam rectal, el midazolam nasal resultó más rápido a la hora de controlar la crisis.

La efectividad de la administración nasal depende en buena manera de la cantidad, rapidez y técnica con que se deposita el fármaco en la cavidad nasal, evitando la pérdida a faringe del producto. El uso de dispositivos pulverizadores ha despejado las dudas mencionadas, pero encarece el coste.

La conclusión de los autores es que midazolam intranasal (con dispositivos específicos) es una opción segura y efectiva en el manejo de las crisis infantiles, que puede hacer innecesaria el acceso venoso o rectal, clásicos hasta ahora.


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2017 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto